Enfermedad de Addison en perros

Publicado por Team GUAU&CAT en

Esta semana os queremos hablar de la enfermedad de Addison en perros, un trastorno hormonal que se da cuando las glándulas suprarrenales del perro no producen la suficiente cantidad de cortisol y de aldosterona, dos hormonas necesarias para el correcto funcionamiento del organismo

Como comentamos en la publicación de nuestro blog sobre la enfermedad de Cushing, pueden surgir problemas cuando hay una sobreproducción de la hormona esteroide cortisol. El cortisol es una hormona producida por la glándula suprarrenal y se libera en respuesta al estrés para ayudar a nuestro cuerpo a sobrellevar la situación. Todos necesitamos cortisol para vivir, pero demasiado cortisol es algo malo y puede provocar la enfermedad de Cushing. Cuando el cuerpo produce muy poco cortisol, puede causar otra enfermedad llamada enfermedad de Addison.

¿Qué es la enfermedad de Addison?

Lo opuesto al hiperadrenocorticismo o enfermedad de Cushing se llama hipoadrenocorticismo o enfermedad de Addison. En la enfermedad de Addison, las glándulas suprarrenales no producen suficiente cortisol. En algunos casos, el perro afectado ha sido tratado con medicamentos que inhiben la producción de cortisol, como algunos de los medicamentos que se usan para tratar la enfermedad de Cushing. En estos casos, existe una razón clara para la deficiencia de cortisol, pero en la mayoría de los casos, simplemente no lo sabemos.

Síntomas

Los perros afectados suelen ser jóvenes (menos de cinco años) y existe una predisposición racial en los caniches estándar y los collies barbudos.

Los signos clínicos pueden ser bastante vagos e incluyen depresión, apatía, vómitos y diarrea. Los síntomas de una "crisis de Addison" pueden poner en peligro la vida. Durante una crisis aguda pueden producirse disminución de la presión arterial y el azúcar en sangre, frecuencia cardíaca baja y arritmias cardíacas.

sindrome cushing perros

Diagnóstico

A veces, el diagnóstico de la enfermedad de Addison es sencillo. Las mascotas suelen presentar signos "clásicos" de la enfermedad de Addison. Pero a veces, la respuesta no es tan fácil.

Otras enfermedades, como las infestaciones por tricocéfalos o la enfermedad renal, imitan los signos clínicos y los resultados de los análisis de sangre de la enfermedad de Addison. Los pacientes también pueden presentar la enfermedad de Addison atípica, sin los signos clínicos claros de la enfermedad. Por esta razón, a la enfermedad de Addison a menudo se la llama el "gran imitador".

Primero se realizarán análisis de sangre de rutina y pueden ser muy sospechosos de la enfermedad de Addison. Tu veterinario probablemente medirá el nivel de cortisol de su peludo y realizará un análisis de sangre para ver cómo responden las glándulas suprarrenales de su peque a la estimulación.

¿Te preocupa el bienestar de tu mascota? Visita nuestra tienda online y pásate a los beneficios de la comida natural cocinada.

Tratamiento

Actualmente existen dos opciones de tratamiento para la enfermedad de Addison en perros. El primero es un medicamento oral (fludrocortisona) que se administra dos veces al día.

La segunda opción es una inyección del mineralocorticoide desoxicorticosterona pivalato (DOCP) administrada aproximadamente una vez al mes (cada 25-28 días) por tu veterinario. Algunos perros también requerirán una dosis baja de prednisona oral con la inyección.

Si a tu perro le diagnostican la enfermedad de Addison, por suerte tiene tratamiento, aun que deberás discutir con tu veterinario el mejor tratamiento para su perro.


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *