Cómo preparar

El producto congelado es práctico para almacenar y garantiza una conservación como cualquier carne cruda o cocinada sin perder nutrientes para una rápida consumición después de su descongelación.

Lo primero que debes hacer es descongelar el producto de una manera lenta y uniforme en el refrigerador. Este método te tomará mucho más tiempo, pero también es el más seguro y sencillo.

También puedes descongelar carne en un tazón de agua fría, lo que será más rápido que el método anterior y también más suave que el microondas.

Por último, si quieres descongelar con rapidez, utiliza la función de Defrost de tu microondas.

Refrigerador

Utiliza el refrigerador para descongelar el producto de manera lenta y uniforme.
¡Importante: aplicar método 24 horas antes de consumirlo!

• Coloca el producto congelado en el refrigerador durante un mínimo de 24 horas
• Revisa periódicamente para ver si está descongelado
• Pasadas ya las 24 horas saca el producto del refrigerador
• ¡Listo para comer!
• La ventaja de utilizar este método para descongelar es la facilidad. Si no puedes esperar por lo menos unas 24 horas, opta por un método más rápido.

Agua Fría

Utiliza agua fría para descongelar el producto de una a tres horas

• Mete el producto en una bolsa resellable grande adecuada para el congelador
• Sella el producto en su interior y presiónala para expulsar la mayor parte del aire
• Coloca un tazón en el fregadero y llénalo con agua de grifo fría
• Coloca la bolsa resellable en el agua hasta que quede totalmente sumergida (con el producto dentro)
• Deja que se asiente en el agua hasta que se descongele por completo
• Sácala del agua cada treinta minutos y rellena el tazón
• Con la finalidad de mantener el agua fresca y fría
• Al terminar el proceso, saca el producto de la bolsa resellable
¡Listo para comer!

Microondas

Utiliza el microondas para descongelar el producto rápidamente

• Quítale la envoltura superior
• Mete el producto en el microondas
• Presiona el botón Defrost y añádele el peso del producto
• Medida para establecer el tiempo de descongelado
• Antes de utilizar la función Defrost, lee el manual de usuario
• Revisa la carne periódicamente para asegurarte de que no se caliente demasiado (Aproximadamente cada minuto)
• Al terminar el proceso de Defrost, saca el producto del microondas
¡Listo para comer!

La ventaja de utilizar este método para descongelar es que es la forma más rápida de hacerlo. La desventaja es que los bordes del producto se pueden descongelar mientras que el resto se mantiene congelado.