¿Cómo saber si mi perro tiene frío?

Publicado por Team GUAU&CAT en

perro frío

¿Sabías que aunque los perros no se quejen o tiemblen pueden estar pasando frío? Cuando un  perro tenga frío, emitirá algunas señales corporales, que si estamos atentos, podemos  descifrar para poder ayudarlo a entrar en calor.  

La sensación de frío en cualquier perro, significa que a su cuerpo le está costando mantenerse y  termorregular a la temperatura normal corporal.  

Por el contrario de lo que se suele pensar, los resfriados en perros están infravalorados. Eso  significa que los perros se resfrían mucho más de lo que pensamos y mucho más de lo que se  diagnostican resfriados perrunos. Muchas razas y cruces de perros tienen una buena capa de  pelo que los protege del frío y otras inclemencias meteorológicas pero no es garantía de que no  puedan enfermar debido a las bajas temperaturas. Si un perro pasa un período de tiempo corto  de frío, no habrá problema, lo podrá regular bien. Si, por el contrario, ese período de tiempo se  alarga, puede ser que le pase factura.  

Riesgos asociados con el frío

Hay algunas razas de perros que son mucho más sensibles al frío; estas son, en general, los  perros de pelo corto y de razas pequeñas. Además, algunas razas con muy pocas reservas de  grasa, como el Galgo o el Lebrel italiano, pueden ser especialmente sensibles ya que les costará  más termorregular su temperatura corporal y perderán calor más fácilmente.  

Cuando el organismo está sometido al frío, pueden aparecer algunos problemas, sobre todo,  relacionados con el sistema respiratorio. La mayoría de estos problemas suelen ir vinculados a  largos períodos de frío en el que el sistema inmune está más debilitado y no puede hacer frente  a algunos virus o bacterias patógenas: 

  • Hipotermia
  • Resfriado
  • Bronquitis o traqueítis
  • Laringitis o faringitis
  • Neumonía

En el caso de que sospeches que tu perrito pueda estar pasando por una de estos cuadros,  deberías acudir al veterinario.  

8 signos que indican que un perro tiene frío 

Voy a explicarte algunos signos que nos puede estar mostrando el perrito para saber que está  pasando frío, y poder poner remedio antes de que vaya a más. 

    1. Clima y temperatura: La temperatura y clima ambiental, nos pueden indicar si  empiezan a bajar la temperaturas y puede ser que nuestro perrito pase frío. Si  hace frío para nosotros, seguramente también haga frío para él (las excepciones  pueden ser perros de razas nórdicas). En el caso que tú tengas que llevar abrigo  y tu perro sea un perro pequeño de pelo corto, o sea una raza sensible al frío,  con alta probabilidad va a necesitar un abrigo para los paseos y una mantita dentro de casa. ¡Ojo! En alguna ocasión pueden sentir frío siendo verano, por  los aires acondicionados y suele ser un motivo de resfriado y traqueítis también. 
    2. Temblores: Al igual que cuando los humanos tenemos frío, nuestro cuerpo  activa una serie de mecanismos para compensarlo como los temblores, en los  perros ocurre lo mismo. Cuando un perro esté temblando y el clima sea frío, con  alta probabilidad va a necesitar que lo ayudemos a entrar en calor porque su  cuerpo no puede termorregular bien. Pero atentos, ¡no siempre los temblores  son por frío! 
    3. Orejas, patitas o cola fríos: Las zonas más alejadas del tronco de nuestros  peludos, es decir, las extremidades donde no hay tanta irrigación sanguínea  central, serán las partes más difíciles de termorregular. Por esto, si un perro  tiene frío y tiene dificultad regulando su temperatura corporal, estas partes  como son las orejas, la cola y las patitas las podemos notar más frías de lo  habitual. En estos casos, deberemos taparlo y facilitarle calor externo.  ¡Acuérdate que la temperatura normal de un perro ronda los 37,5-39ºC. 
    4. Letargo y apatía: Si un perrito tiene frío, seguramente no querrá salir a la calle  y pasará mucho más tiempo en algún rincón de la casa, descansando y  durmiendo, ya que estará concentrando toda su energía en poder termorregular  su temperatura corporal.  
    5. Acurrucarse y acercarse a otras personas o animales: Cuando tienen frío, una  buena forma de no perder calor corporal, es estando pegado a otros animales  que tengan una temperatura corporal parecida a la tuya. Así, se evita tener  zonas del cuerpo expuestas al suelo o al aire libre y se minimiza la pérdida de  este calor corporal. Además, la temperatura que liberan los otros cuerpos, te  ayudan a mantenerte en una buena temperatura si tu cuerpo no lo está  consiguiendo. Ya sabes, si tu perro se pega mucho a ti u a otro animal, puede  ser que necesite calor.  
    6. Cambio de sitio de descanso: Si un perro nota frío, va a ir a buscar el sitio más  caliente que encuentre para descansar. En algunos casos, vamos a ver que se  pone cerca de la ventana donde entran unos rayos de sol, o se va a pegar a la  pared donde está encendido el calefactor. Si vemos estos cambios de  preferencias de descanso, es posible que necesite que adaptemos su lugar de  descanso y lo hagamos más cálido y cómodo para afrontar el frío.  
    7. Cojear, lloriquear y otros signos más sutiles: Los perros que sean más  comunicativos, pueden informarnos incluso con lloriqueos que están pasando  frío y se sienten incómodos pero no es algo frecuente. Si somos muy  observadores y conocemos a nuestro perro, si ha tenido alguna enfermedad  ortopédica o padece artrosis, es muy probable que los cambios de tiempo, le  supongan dolor articular y durante esos días pueda cojear o mostrar alguna  molestia más sutil.  

Prevención 

Pero sabemos que siempre, siempre, siempre, es mucho mejor prevenir que curar. Y  sabiendo los signos de frío y pudiéndolos evitar o minimizar ¿Qué más podemos hacer?

Como os he comentado, los meses más fríos pueden hacer que el sistema inmunitario  se resienta, ¡y podemos ayudarlo! Para ello, una buena alimentación natural hará que el  organismo del perrito pueda estar trabajando al máximo rendimiento. Además, si  durante estos meses necesita una ayuda, un suplemento a base de ingredientes  naturales puede darles el empujón que  necesitan.  

¿Y tú, ya cuidas a tu peludo cuando llega el frío?

Categorías: Consejos