Planificar las vacaciones con mi perro

Publicado por Team GUAU&CAT en

perro en las vacaciones

Los perros forman parte de nuestra familia, ellos son uno más. Por este motivo, cuando planteamos las vacaciones familiares los queremos incluir a ellos también. Aun así, no siempre es posible ir con nuestro perro en las vacaciones. Y en GUAUANDCAT te vamos a ofrecer algunas alternativas interesantes para ello.

Limitaciones del viaje en avión para ir con mi perro en las vacaciones

Algunos de los motivos que nos pueden llevar decidir no viajar o no pasar las vacaciones con nuestros peludos son, por ejemplo, problemas logísticos con el viaje. Si vamos a viajar en avión, la mayoría de las compañías aéreas prohíbe que los perros de más de 7kg o 10kg viajen en cabina. Viajar en bodega no siempre es la mejor opción, y menos para un viaje de unos días, puede generar un estrés y ansiedad innecesarios. Además, si nuestros perros son pequeños, solo puede viajar un perro por persona, y también hay un límite de perros en todo el avión, ¡quizás no cabemos todos!

Alojamiento

Puede ser que el sitio donde queremos ir no sea muy Dog-friendly. Y ya no se trata de buscar un sitio que acepte perros, sino que hay lugares, países y zonas, donde la vida con las mascotas no está vista de la misma forma que en donde nosotros vivimos. Por ejemplo, en algunos países la cultura no es muy dog-friendly o pueden existir riesgos para su salud. Si tienes ganas de hacer este viaje, ¡hazlo! Que no sea un impedimento, buscaremos otras opciones de vacaciones con perro.

Limitación de actividades para hacer con mi perro en las vacaciones

También existe la posibilidad que vayamos a hacer actividades en ese viaje, en las que los perros no pueden participar. Como, por ejemplo, inmersiones de buceo, visitas a algunos museos, visitas a parques temáticos,… O a veces, nuestro peludo sí que podrá acceder a esas actividades pero no será un entorno donde él se sienta tranquilo y seguro. Hay algunos perros que cuando se encuentran en zonas nuevas y con aglomeraciones de personas se ponen nerviosos y se estresan.

Todos estos casos, suponen limitaciones en las que nuestro perrito puede no pasarlo bien. Si para nosotros, es una ilusión hacer esos viajes o esas vacaciones, las deberíamos hacer, sin sentirnos mal. Pero será muy importante que dejemos a nuestro peludo a cargo de alguien de confianza y en un sitio donde él se sienta cómodo y, como en casa.

Dónde o con quién dejar a mi perro en las vacaciones

Si es la primera vez que vas a dejar a tu peludo a cargo de otra persona que no seas tú, es posible que te sientas nervioso o incluso culpable por no cuidarlo. Pero te voy a dar unos truquitos para dejar a tu peludo en las mejores manos.

Amigos o familiares

Es posible que algún amigo nuestro, algún familiar o alguien de nuestro entorno, que ya conozca a nuestro peludo, se pueda quedar con él. Pero nunca debemos darlo por sentado. Quedarse unos días a cargo de un perrito es una gran responsabilidad, así que te recomiendo que lo hables tranquilamente con esa persona. La ventaja de dejarlo con algún conocido es que nuestro peludo ya lo conoce, seguramente habrá ido en alguna ocasión a su casa y no le parecerá un sitio extraño, ¡además seguro que conoce sus rutinas y sus preferencias!

Residencia canina

Esta opción es una de las más populares pero, no está hecha para todos los tipos de perro. Hay muchos tipos de residencias. Algunas donde los perros están todos juntos, otras donde están separados,… Te invito a que preguntes a profesionales de tu alrededor, como centros veterinarios, si tienen referencias de alguna residencia canina por la zona. Según el carácter de tu perro, puede ser una opción viable o no. Suelen ser sitios donde hay más perros y donde no pasan 24 horas junto a alguien, así que si tu perro es muy sociable con otros perros y le encanta jugar con ellos, seguro que se lo pasa bien. Por el contrario, si tu perro tiene mucho apego a las personas y no le gusta jugar con otros perros, quizás no sea la mejor opción. También, será muy importante que visites estos sitios con anterioridad. Y en caso de que elijas uno como destino de vacaciones para tu peludito, hagas un día de prueba, para ver cómo se adapta a ese entorno y ver si está a gusto

Cuidadores o canguros profesionales

Si ninguna de las dos opciones anteriores se adapta a tu perro y a ti, aún nos queda esta opción. Esta opción es una de mis favoritas, ya que permite entablar una relación con una persona que puede llegar a ser una segunda familia para tu peludo en casos de emergencia o en casos de vacaciones. Hay personas que su profesión es cuidar perros y gatos. Sí, como lo lees. Parece un trabajo ideal, y existe. Para encontrar canguros de perros profesionales en tu zona, puedes preguntar en centros veterinarios o tiendas cercanas, y en caso que no tengas éxito o no conozcas a gente de la zona, te voy a dar dos opciones.

Algunos ejemplos de cuidadores o canguros

Existen webs y aplicaciones como Rover y Gudog que conectan tutores de perros y gatos con cuidadores. Estas opciones son más flexibles que las residencias, ya que los cuidadores pueden ir a tu casa o puedes dejar a tu mascota en la suya. Estas aplicaciones ofrecen seguro veterinario y de responsabilidad civil. Antes de elegir un cuidador, puedes leer reseñas y valoraciones. También es recomendable hacer un día de prueba para ver si el cuidador se adapta a ti y a tu mascota. Además, si necesitas cuidar de tu casa mientras te ausentas por un largo periodo y también de tus mascotas, Trusted House Sitters es una asociación donde particulares se encargan de esto a cambio de alojamiento gratuito.

Ahora que ya sabes todas las opciones que tienes cuando vas a viajas y no puedes llevarte al peludo de la familia ¿Vas a hacer ese viaje que llevas tiempo planeando? Cuéntanos en comentarios si nunca has usado una de estas alternativas como vacaciones para tu peludo