¿Cómo preparar la comida BARF de Guau&Cat?

Categorías : Alimentación , Guau&Cat

Parece una pregunta muy simple o incluso quizás nunca te lo habías planteado. Sabemos que dar de comer a nuestros perros o gatos es un acto muy sencillo y automático: abrimos la caja o bolsa de pienso, medimos la ración y la vaciamos en su platito. Pero con la comida natural, nos pueden surgir dudas y preocupaciones sobre cómo preparar la comida BARF para nuestro perro.

Logística para la comida BARF

Lo primero que quiero remarcar es que dar comida natural no requiere una logística tan complicada como puede parecer. Simplemente, se asemeja un poco más a cuando nos preparamos nuestra propia comida los humanos. Es decir, el pienso sería comparable a que nosotros comiéramos cada día cereales o galletas, ya que no requiere ninguna preparación ni mantenimiento. La dieta natural casera sería como cocinarnos cada día nuestra comida elaborada. Y la comida natural de Guau&Cat sería como si un chef nos preparara la comida, y nosotros sólo tuviéramos que descongelarla y servirla. ¡No es tan complicado!

Cómo preparar la comida BARF de Guau&Cat paso a paso

Llegada de la comida a casa

En cuanto recibas tu paquete de Guau&Cat o llegues a casa con tus bolsas de comida Guau&Cat, lo ideal será que revises que la comida esté congelada ya que es la forma de conservación de este alimento. La comida de Guau&Cat es tan natural que solo lleva lo que lees en los ingredientes, no lleva aditivos ni conservantes. Por esto, es tan importante que se mantenga congelada. En cuanto llegues, la guardas directamente en el congelador. Para que te hagas una idea, en un cajón de congelador de una nevera combi estándar caben unos 15kg de comida Guau&Cat. Seguro que tienes un hueco para su comida.

Cálculo de la ración de comida diaria

Para saber qué cantidad exacta debe comer un perrito o un gatito, puedes consultarlo en la calculadora de la web de Guau&Cat. Las raciones se calculan sobre un porcentaje del peso de cada perro o gato. Este porcentaje, dependerá de la edad del peludo, de si está en su peso ideal, por debajo o por encima, y del ejercicio diario que hace. Sin olvidarnos de que esto es un cálculo aproximado ya que cada individuo tiene un metabolismo único; por lo que lo ideal será hacer un control de su peso y así saber si le estamos dando la cantidad adecuada. Si no consigues calcular su ración o tienes dudas de si está bien, siempre puedes consultarlo con nuestras veterinarias y asesoras nutricionales. Ellas te ayudarán a calcular la ración ideal para tu perrito o gatito y te harán un seguimiento.

Descongelación de la comida

Tanto si es un platito crudo o un platito cocinado, la descongelación es una parte clave en este proceso y es muy importante que se haga de forma adecuada. La recomendación es que cojas el platito que quieras descongelar y lo pongas dentro de un recipiente o un táper. Lo dejaremos así en la nevera durante unas 24 horas. En este tiempo, la comida se descongelara progresivamente en la nevera. Es muy importante hacerlo en la nevera y no fuera porque descongelando fuera, la comida puede llegar a estar a más de 4ºC y esto representa un peligro por posible contaminación. ¡Es lo mismo que si descongeláramos una pechuga de pollo para nosotros!

Si te has olvidado de descongelar la comida y la necesitas ya, siempre puedes optar por poner el paquetito dentro de un recipiente con agua caliente, así la descongelación será más suave que si lo hacemos en el microondas.

Preparación de la ración

Con la comida cocinada podemos pensar que necesita que la calentemos un poquito, como nosotros lo haríamos con nuestra comida. Pero los perros y los gatos no necesitan que la comida esté caliente. Te recomendamos que saques de la nevera la cantidad de comida que vas a servir en ese momento, la puedes calcular con una pequeña balanza o con un comedero con balanza integrada. Después, lo ideal es que dejes la comida a temperatura ambiente durante 10-15 minutos y la sirvas así, templada. Aun así, seguro que te preguntarás por qué no recomendamos calentar la comida y la razón es esta: la comida cocinada de Guau&Cat ya está cocinada a baja temperatura para que no pierda nutrientes, si la calientas en el microondas podrías perderlos.

Mantenimiento del paquete

Después de sacar la ración que necesitas de un paquetito puede ser que sobre aún comida. Si este es tu caso, te recomiendo que guardes toda la comida que te quede dentro de una fiambrera o táper hermético en la nevera, ya que así se conservará mucho mejor. La comida cruda aguanta en buen estado, aproximadamente 2 días en la nevera. En cambio, la comida cocinada aguanta un poco más, unos 3 días. Eso sí, siempre dependerá de la nevera y de las condiciones de almacenamiento. Antes de servir la comida, puedes olerla y mirar su textura para asegurar que está en buen estado.

Limpieza del plato

Al finalizar cada comida, sobre todo, si es comida cruda o BARF, cogeremos el platito o bol de comida del peludo y lo limpiaremos. Para limpiarlo, lo haremos con un estropajo solo para esos platitos y un poco de jabón. Después lo aclararemos con abundante agua y lo secaremos con un trapo que sea de uso para estos platos. ¡Listo, ya tenemos el plato para volver a usarlo!

Y acuérdate de tener comida en descongelación 24 horas de que se te acabe el paquetito abierto y descongelado, ¡así no dejaremos a nuestro peludo sin su ración de comida favorita!

Artículos relacionados

Share

Añadir un comentario