Mitos y miedos sobre la alimentación natural BARF

Publicado por Team GUAU&CAT en

mitos alimentación cruda

La dieta Barf se basa en alimentar a nuestras mascotas con alimentos crudos biológicamente apropiados. Este tipo de dieta tiene muchos beneficios cómo podéis ver en nuestro post Beneficios de la Dieta Barf. Sin embargo, a medida que crece el movimiento de alimentación cruda, se difunden información incorrecta y conceptos erróneos. En este artículo, desmentiremos algunos de los mitos más conocidos sobre la dieta cruda y así quitaros el medio y animaros a alimentar a vuestros peludos con una alimentación Barf.

Mito: La alimentación cruda hace que las mascotas se vuelvan agresivas.

Realidad: Ningún estudio demuestra que un perro alimentado con carne cruda,  es decir, como se alimentaria en estado salvaje, se vuelva más agresivo.

La educación, genética, etc… es fundamental para determinar el carácter de tu amigo.

Además se sabe que muchos perros con problemas de comportamiento (ansiedades, miedos, …) mejoran con el simple hecho de darles una alimentación natural apropiada.

Mito: La carne cruda hace que las mascotas estén "sedientas de sangre".

Realidad: Los perros y gatos son carnívoros y, por lo tanto, son cazadores naturales. Incluso cuando se les da pienso, se sabe que perros y gatos cazan animales como ratones,  pájaros pequeños, … Los alimentos que ingieren las mascotas no es un factor determinante de si cazarán presas o no.

Mito: Alimentar con carne cruda es peligroso porque contiene bacterias, Salmonella y otros parásitos

Realidad: El estómago de los perros tienen una acidez más alta (pH entre el 1-2), es decir tiene una acidificación elevada que neutraliza posibles patógenos contenidos en su alimento. La combinación de un ambiente gastrointestinal ácido, enzimas digestivas y bilis ayudan a conducir el tránsito de la salmonella por el organismo del perro sin causar ningún tipo de enfermedad. Incluso hay estudios que demuestran que los perros poseen ciertas bacterias como la salmonela

Sin embargo, nunca es apropiado alimentar a propósito con carne en mal estado o carne que no se haya almacenado y manipulado correctamente. Podéis aprender Cómo manipular alimentos crudos en este post.

Mito: Los huesos crudos son peligrosos

Realidad: Un error muy común sobre la alimentación de huesos es que todos los huesos son peligrosos. En realidad, muchos huesos crudos son excelentes para las mascotas y son totalmente seguros. Los huesos crudos son más suaves y fáciles de digerir en comparación con los huesos cocidos o deshidratados. Cocinar o deshidratar los huesos elimina la humedad de los huesos, lo que los vuelve duros y quebradizos, estos pueden astillarse cuando se comen y ser difíciles de digerir, lo que puede resultar en perforaciones o bloqueos intestinales. Podéis encontrar más información sobre cómo dar de comer huesos a un perro en este post.

Mito: Los cachorros y gatitos son demasiado jóvenes y pequeños para comer huesos crudos.

Realidad: Las mismas reglas para alimentar con huesos crudos a mascotas adultas se aplican también a cachorros y gatos. Dar huesos crudos a cachorros y felinos es totalmente seguro cuando se les proporciona huesos carnosos del tamaño adecuado para el tamaño y edad del peludo. Además, los huesos carnosos son una fuente de calcio y fósforo,  nutrientes esenciales para el crecimiento de nuestras mascotas.

Mito: La dieta cruda no es equilibrada

Realidad: Alimentar a nuestros perros y gatos con una dieta cruda equilibrada no es difícil, pero sí necesita un conocimiento mínimo de nutrición. Es por esto que, si os decidís a preparar vosotros mismo una dieta cruda, es muy importante informarse correctamente y acudir a un profesional para que os informe y os ayude a preparar una dieta sana y equilibrada. Pero si no queréis quebraderos de cabeza, no os preocupéis, ya que con Guau&Cat podéis alimentar a vuestros peludos con una dieta cruda estudiada y equilibrada gracias a veterinarios, nutricionistas y biólogos. Además, nuestras ATV estarán encantadas de ayudaros a hacer la transición y ayudaros en cualquier duda que os pueda surgir.

Mito: La dieta cruda mucho más cara que un pienso

Realidad: Depende, ¿qué pienso das a tu perro o gato? Si compras un pienso de supermercado de 2€, seguro te saldrá más caro. Si le dais un pienso de gama media, el precio será más o menos similar. Con la diferencia de que con la comida barf le estaréis dando una dieta fresca, sana, variada, equilibrada y con todos sus nutrientes, en lugar de alimentos altamente procesados con un nivel nutricional más bajo.

 

Ahora que hemos desmentido algunos de los mitos más habituales sobre la dieta cruda os animamos a descubráis los platos y menús Barf de Guau&Cat y le deis la mejor alimentación a vuestros peludos.

Categorías: Alimentación

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *