Salud y Nutrición

Beneficios de los comederos altos para perros

Por Team GUAU&CAT | 5 enero 2021
beneficios comedero alto perro

¿Estás buscando un nuevo cuenco para tu perrito? Los comederos elevados son una muy buena opción para alimentar a nuestro peludo. A la venta encontraremos diferentes modelos entre los que elegir, pero, si todavía no te has decidido a hacerte con uno, en este artículo te explicamos todos los beneficios de los comederos altos para perros.

Beneficios de los comederos altos para perros

1. Mejor postura

Al levantar el cuenco de nuestro perro, esto ayudará a mejorar su postura. Inclinarse todo el tiempo para beber agua y comer de los cuencos situados en el suelo puede provocar una mala postura que pueden derivar en problemas de espalda en nuestro compañero de cuatro patas.

2. Comodidad

Al elevar los cuencos, estamos contribuyendo a que se sienta más cómodo cuando está comiendo. Los perros mayores suelen tener artritis y dolor en las articulaciones. Tener que inclinarse para comer y beber constantemente puede ser muy doloroso.

3. Ciertas condiciones médicas requieren un comedero elevado

Ciertas afecciones médicas, como el megaesófago, pueden hacer que nuestro perro necesite comedores elevados para perros. Al elevar los cuencos del perro, esto ayudará a que la comida baje por el esófago más fácilmente.

4. Ayuda a tragar

Los comederos altos para perros ayudan a tragar. Cuando el erro tiene que inclinarse para beber agua o comer, tiene que mover la comida y el agua contra la gravedad por el esófago hasta el estómago. Cuando eleva sus tazones, hace que tragar sea mucho más fácil.

beneficios comederos altos para perros

5. Ralentiza la ingesta

Los perros que comen rápido pueden beneficiarse los comederos alto. Esto puede ralentizarlos al comer porque tienen que comer en una posición más erguida.

6. Evita que los perros se acuesten mientras comen

Si tu perro está acostado mientras come, esta suele ser la primera señal de que sus cuencos no son lo suficientemente altos. Cuando se acuestan, esto los pone en una posición más relajada para comer. Acostarse y comer puede causar problemas digestivos. Elevar los cuencos permitirá que los perros estén en una posición más cómoda que ayudará con la digestión.

7. Más cómodo para nosotros

Al elevar los tazones facilitamos nuestro alcance. Las personas mayores pueden tener problemas de artritis y dificultad para agacharse. Si los tazones del perro están elevados, le resultará más fácil darles comida y agua.

8. Mantiene el área de alimentación más limpia

Si los cuencos están elevados, es más fácil mantener limpia el área de alimentación. Al no estar en contacto directo con el suelo, hay una menor probabilidad de que sobre ellos caiga polvo, pelos o cualquier otra suciedad. Además, el perro que come en alto suele manchar menos.

9. Evitamos que nuestros peques jueguen con los cuencos

A muchos perros y cachorros les encanta jugar en su cuenco de agua. Algunos incluso llevarán sus cuencos por la casa. La mayoría de los cuencos para perros elevados se encuentran en un soporte, por lo que no se puede transportar fácilmente por la casa.

10. Ayuda a que los cuencos se mantengan en su lugar

Los comederos altos para perros vienen en un soporte que no se puede volcar fácilmente. Algunos perros arrastran sus cuencos por el suelo con la nariz y seguro que en más de una ocasión habéis acabado pateando el cuenco sin querer…Pero los comedores altos y sus soportes, estos permanecen en su lugar mucho más fácilmente que típicos cuencos que dejamos en el suelo.

¿Te preocupa el bienestar de tu mascota? Visita nuestra tienda online y pásate a los beneficios de la comida natural cocinada.

¿Cómo elegir el cuenco perfecto?

Cuando buscamos un comedero alto para nuestro perro nos encontraremos que hay muchos tipos y tamaños diferentes para elegir. Por suerte siempre hay un tazón que se adapte a las necesidades de cada perro y de cada dueño. Para elegir la altura del comedero podemos tomar como referencia la altura de su codo, que debería coincidir, aproximadamente, con la parte de abajo del comedero. También podemos medir el perro desde el suelo hasta los omóplatos y restar unos 15 cm. En cualquier caso, si tenemos dudas sobre la medida exacta, siempre podemos escoger un comedero de altura regulable. Así podemos adaptarlo al tamaño de nuestro perro y si es un cachorro podemos adaptarlo a su crecimiento.