Cómo dar de comer huesos a un perro

Publicado por Team GUAU&CAT en

como dar huesos a un perro

Todos hemos escuchado la advertencia sobre alimentar con huesos a nuestros perros, pero ¿son los huesos realmente tan peligrosos? Cuando se trata de nuestros perros y gatos, queremos darles solo la mejor y la más segura de las comidas para mascotas. Sigue leyendo para aprender cómo dar de forma segura huesos crudos a tu perro.

¿Por qué deberías alimentar a sus perros con huesos crudos?

La mayoría de los perros no son ajenos a roer un hueso de vez en cuando, pero no todos los huesos son seguros. Además, los beneficios de alimentar a su perro con huesos crudos no siempre se aplican a todos los tipos de huesos. Si está buscando mejorar la salud de su perro alimentándolo con hueso, asegúrese de saber qué tipo de hueso será seguro y beneficioso para su perro.

4 beneficios de los huesos crudos para perros

Hay muchas razones para alimentar a su perro con huesos crudos. Es un mito común que los perros no pueden digerir los huesos. La verdad es que los perros pueden digerir ciertos tipos de huesos. Estos huesos, llamados huesos comestibles, son ricos en nutrientes y pueden ayudar en el cuidado, el crecimiento y la digestión de los dientes.

  1. Ayuda a mantener la densidad ósea

El calcio es vital para la estructura ósea. Pero el calcio también es necesario para la coagulación sanguínea, la contracción muscular y tiene un efecto significativo sobre la visión y la función cardíaca.

  1. Salud dental

Masticar es una parte vital del cuidado dental. Hoy tenemos cepillos de dientes, pasta de dientes, aditivos alimentarios y de agua para perros; todos los cuales están diseñados para prevenir problemas dentales para nuestras mascotas . Por supuesto, los antepasados ​​de nuestros perros no se cepillaban los dientes, por lo que confiaban en algunas cosas de su dieta para mantener sus dientes fuertes y saludables.

Más allá de las enzimas que combaten las bacterias en la carne cruda, masticar huesos y tejidos conectivos ayuda a prevenir la acumulación de placa y mantener las encías sanas. Ya sea que esté alimentando a su perro con una dieta cruda o no, alimentar con huesos crudos es una excelente manera de agregar a sus rutinas de cuidado dental.

Los cachorros, los perretes mayores y los perros con una salud dental comprometida deben evitar los huesos duros. Sus dientes son más frágiles y tienen un mayor riesgo de dañarse. En estos casos puedes probar algo más suave, como alguno de nuestros snacks naturales, un tendón o una oreja de vaca. Aún obtendrá un efecto de limpieza dental, pero no te arriesgarás a que tu perro se dañe los dientes mientras mastica.

  1. Estimulación mental

Los huesos son una excelente manera de mantener feliz a un perro aburrido . Masticar es un pasatiempo favorito para la mayoría de los perros y darles un hueso ayudará a mantenerlos ocupados física y mentalmente. Por lo general, masticar huesos mantiene a tu cachorro fuera de problemas y asegura que esté masticando algo saludable en lugar de sus zapatos o sus zócalos.

  1. Piel y pelaje

Los huesos contienen una variedad de minerales que pueden ayudar en la salud de la piel y el pelaje, y la médula y el cartílago son buenas fuentes de colágeno. Los huesos con tejidos conectivos adheridos son especialmente beneficiosos para la salud de la piel y el pelaje.

Usa huesos recreativos para preparar un caldo de huesos saludable para tu perro. Asegúrese de elegir huesos que contengan médula ósea y tejido conectivo, ya que esto proporcionará la mayor cantidad de nutrición.

Deseche el hueso después de que se haya hervido. Estará cocido, quebradizo y tiene una alta probabilidad de astillarse si su perro lo mastica de nuevo. Luego, el caldo se puede usar como golosina, también se puede congelar y ofrecer como un helado, como suplemento o ‘adorno’ de comida.

Seguridad y qué tipos de huesos se le pueden dar a un perro?

Hemos repasado todas las cosas buenas de la alimentación con huesos crudos, pero hablemos de las precauciones de seguridad y los riesgos potenciales de alimentar con huesos crudos.

Algunos huesos son más seguros que otros y algunos huesos nunca deben ofrecerse a los perros. Como hemos comentado anteriormente, los cachorros, las perros senior y los perros con una salud dental comprometida quizás no sea lo más adecuado darle huesos crudos u otros masticables duros.

Hay dos tipos de huesos disponibles para perros: huesos comestibles y huesos recreativos.

Huesos comestibles

Un hueso comestible es un hueso que es más blando, generalmente hueco y cubierto de cartílago u otros tejidos conectivos o carnosos. Normalmente, cuando hablamos de huesos comestibles, nos referimos a huesos de aves.

Aquí hay algunos huesos que tu perro puede consumir sin peligro:

  1. Alitas de pollo
  2. Patas de pollo
  3. Cuellos de pollo
  4. Carcasa de pollo

Estos huesos son muy blandos. Si bien todavía son crujientes, brindan beneficios dentales y tienen un alto contenido de calcio, no serán una masticación duradera para la mayoría de los perros. El cuello y la espalda son mucho más carnosos que las alas y las patas, por lo que tendrán más calorías y grasa.

Elije siempre un tamaño que sea apropiado para su perro. El pollo será el hueso más pequeño de las aves de corral, por lo que son adecuados para perros de tamaño pequeño a mediano. Incluso se les puede dar de comer a los gatos. Para razas más grandes, busca cuellos de pavo. Son mucho más grandes y disuadirán a tu perro de tragarlos enteros.

huesos para perros

Si está buscando huesos comestibles más grandes para razas más grandes, prueba con:

  1. Cuellos de pavo
  2. Carcasa de pollo o pavo
  3. Falda de cordero
  4. Cuellos enteros de cordero

Huesos recreativos

Un hueso recreativo está diseñado para masticar, pero no necesariamente para comer. Estos huesos son mucho más duros y siempre deben alimentarse con precaución y bajo supervisión. Tienen valor nutricional, pero debido a que no están destinados a ser consumidos, no reemplazarán la necesidad de hueso comestible en su dieta.

El propósito de ofrecer huesos recreativos es la salud dental, el ejercicio de la mandíbula y la estimulación mental. Es un buen regalo, pero técnicamente no forma parte de su dieta. Los perros pueden comerse estos huesos, pero existen riesgos.

No ofrezca masticables recreativos a los que "tragan". Podrían terminar asfixiándose o tener una obstrucción intestinal.

Algunos huesos son más duros que otros y esto puede afectar la seguridad del hueso. Un fémur o un hueso de la médula, por ejemplo, serán muy duros. El riesgo de que su perro se astille o se rompa un diente es mucho mayor de lo que sería con un hueso más blando. Los huesos de la médula para perros también están llenos de nutrientes, por lo que si encuentra un hueso de la médula para perros, deje que su cachorro lo tenga.

huesos recreativos para perros

Los huesos de carne roja, generalmente bovinos, constituirán la mayoría de los huesos recreativos. Estos son algunos de los mejores huesos recreativos:

  1. Escápula
  2. Pecho de Ternera
  3. Huesos de rodilla de vacuno
  4. Fémur de vacuno
  5. Cadera de vacuno
  6. Nervio de vacuno
  7. Astas de ciervo

Para usar huesos recreativos para masticar, que es el propósito previsto, permita que su perro muerda pero no coma. Una vez que el hueso se haya limpiado de todos los trozos y del delicioso sabor, retire el hueso y deséchelo.

Los masticadores energéticos comen casi de todo, así que ten mucho cuidado al alimentar con este tipo de huesos. Los ácidos del estómago de su perro pueden descomponer los huesos, pero solo con moderación. Si su perro tiene el hábito de tragar grandes trozos de hueso, entonces los huesos recreativos probablemente no sean la mejor opción.

Es posible que desees considerar un tipo diferente de masticable natural que se pueda descomponer más fácilmente para evitar asfixia o problemas digestivos. Las orejas de bovino y los tendones pueden ser mejores para masticadores agresivos.

Categorías: Alimentación

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *