Educación canina

Cómo educar un gato desde pequeño

Por Team GUAU&CAT | 28 abril 2021
como educar un gato desde pequeño

Llevar a tu gatito a casa por primera vez es una experiencia sin igual. Rápidamente te acostumbras a ser recibido por sus dulces ronroneos, y de esa manera especial siempre sabe cuándo acurrucarse contigo.

A lo que no estás tan acostumbrado son a todos los desafíos. Desde problemas para ir al baño hasta desobedecer tus órdenes, hay una variedad de retos que encontrarás que son simplemente parte del cuidado de un gatito.

La buena noticia es que, con el entrenamiento, tu gatito aprenderá a comportarse de una manera más positiva, saludable y constructiva.

Aquí hay cinco pasos que debes seguir para educar un gato de manera efectiva (¡y eficiente!):

  1. Socializa con tu gatito desde el principio
  2. Entrénalo para que siga tus órdenes
  3. Enséñale a usar la caja de arena
  4. Dale a tu gato juguetes para que progrese en su desarrollo
  5. Fomenta el buen comportamiento con refuerzo positivo

Socializa con tu gatito desde el principio

Al igual que los humanos, los gatos aprenden modelando los comportamientos que los rodean. Para que su gatito desarrolle comportamientos positivos que pueda llevar hasta la vejez, debes comenzar a socializarlo a partir de las dos semanas de edad.

Todos los días, acaricia a tu gatito durante unos 5-10 minutos. También debes presentarle a diferentes personas para acostumbrarlo a la interacción humana. Tener el hábito de jugar con tu gatito también le dará la oportunidad de canalizar productivamente su comportamiento bullicioso.
Durante este proceso, es imperativo que ejercites la paciencia y la dedicación, y no castigues a tu gatito por comportarse mal.

educar gato con caricias

Entrénalo para que siga tus órdenes

Educar a tu gato para que siga tus órdenes no solo hará que tu tiempo como papá gatuno sea más divertido, sino que también apoyará el desarrollo mental y físico de tu peque. Eso sin mencionar los beneficios que conlleva criar un gato que sea obediente y receptivo contigo.

La incentivación y el refuerzo positivo serán tus armas secretas en este paso. Si, por ejemplo, deseas enseñarle a sentarse y permanecer en un taburete, guía y anima a su gato a través del proceso utilizando la comida o premios como incentivo.

Otra forma probada de entrenar a su gato es usar un clicker junto con la comida. Tu gato comenzará a asociar el vínculo entre el sonido de clic, el comportamiento positivo y la promesa de una recompensa.

Enséñale a usar la caja de arena

Enseñar a tu gatito para que use una caja de arena es uno de los pasos más importantes y más difíciles. Afortunadamente, todo se reduce a la perseverancia por tu parte y la incentivación de tu gato. Toma la posición de la caja de arena. Si quieres que tu gato la use, debes darles una razón para hacerlo.

Elige un sitio que sea tranquilo y de fácil acceso. Asegúrate de que no solo contenga la caja de arena, sino también elementos esenciales como comida, agua y ropa de cama, así como los juguetes favoritos de su gatito. Con todo lo que necesitan en un solo lugar, comenzarán a acostumbrarse a usar la caja de arena.

Otro truco eficaz es colocar a tu gatito en su caja de arena cada vez que se despierte o termine de comer. Aún más importante es hacerlo cuando note señales de que está listo para ir al baño. ¿Cómo logras tal hazaña? Empiece a observar a su gato tanto como sea posible. Esto ayudará a reducir los accidentes y hará que entrenar con la caja de arena sea menos un dolor de cabeza.

Puedes encontrar información más detallada de cómo hacer que tu gato use el arenero en este artículo.

Juega con tu gato para progresar en su desarrollo

Ver a tu gatito jugar con sus juguetes es uno de los mayores placeres de ser dueño de un gato. Pero los juguetes juegan un papel mucho más importante que el mero entretenimiento. Según The Humane Society , el juego le da a tu gato «una salida para su energía, estimulación mental y física, la oportunidad de satisfacer su instinto de caza y la oportunidad de vincularse contigo».

Al igual que otros tipos de entrenamiento, hay una forma correcta de jugar. Debes explorar y cambiar los juegos para que se adapten a las necesidades particulares de tu gato y asegurarte de que los juegos que juegas progresen, no retrocedan. Incluso los juguetes que selecciones influyen sustancialmente en la disposición de tu gato para jugar, así como en la cualidad del juego, así que asegúrese de investigar.

Y recuerda, cuando compres juguetes, asegúrate de comprar juguetes adecuados para gatitos, y no para gatos adultos.

educar gato jugando

Fomenta el buen comportamiento con refuerzo positivo

Es posible que hayas notado que hemos mencionado la importancia del refuerzo positivo en cada uno de los pasos anteriores. La razón por la que enfatizamos en este punto es porque el refuerzo positivo está en el quid para educar un gato: ya que el refuerzo positivo le da una razón para continuar comportándose de una manera ideal.

El refuerzo positivo tanto ayuda a fomentar el comportamiento saludable como a frenar el mal comportamiento. Es crucial recordar esto cuando tu gato se porta mal, ya que es posible que quieras castigarlo.

¡El caso es que castigar a tu gato hace exactamente lo contrario de lo que esperábamos lograr ! No le enseña a su gato lo que ha hecho mal, aumenta su estrés y ansiedad, e incluso puede desestabilizar la relación positiva con la que has trabajado tan duro. Por el contrario, el refuerzo positivo demuestra que el buen comportamiento es reconocido y recompensado, y eso prepara a su gato para el éxito.

Educar a tu gato puede parecer una tarea laboriosa al principio, pero se convertirá en algo natural una vez cojas el ritmo. Simplemente siga estos pasos y aprende a conocer a tu pequeñín, y estarás bien encaminado para criar un gato cariñoso, de buen comportamiento y saludable.