Sucesos y consejos

Eliminar las pulgas de tu hogar: ¡prepárate para ganar la batalla!

Por Team GUAU&CAT | 22 abril 2020

¡Muy buenas! Puede que no lo creas, pero eliminar las pulgas sigue siendo un problema bastante común en todos nuestro hogares. 

Aunque afortunadamente ya no provoca enfermedades como hace años, a nuestros perritos sí que puede derivarles en otras enfermedades.

¡No te preocupes! En este post vamos a darte las claves para acabar con ellas. ¿Preparado para ganar?

¿Qué son y cómo eliminar las pulgas?

La pulga existe hace unos 150 millones de años y mide entre 3 y 4 milímetros. Es un insecto sin alas, de un color negro rojizo. Tiene la cabeza pequeña y las antenas cortas, además de una patas fuertes, largas y adaptadas al salto. 

Chupan la sangre a sus huéspedes para alimentarse, lo que les provoca pequeñas inflamaciones que producen picor. Hay personas y animales que, como pasa con los mosquitos, tienen alergia a las pulgas y se les forman erupciones en en la piel.

¿También puede afectarme a mí?

Aunque es verdad que prefieren alimentarse de animales (concretamente perros) también pueden picarnos a nosotros los humanos. Puedes distinguir su picadura de la de otro insecto porque tendrás tres picadas relativamente juntas y el picor será más intenso.

Este insecto se reproduce a velocidades alarmantes; con más frecuencia en primavera, verano y en zonas de campo.

¿Qué provoca a mi perro?

Principalmente provoca irritación y picor en tu pequeño peludo. En algunos casos puede llegar a provocar enfermedades como:

  • Dermatitis. Causa mucho dolor y picor en las zonas donde se han producido las picaduras: al rascarse se muerde inconscientemente, causándose infecciones severas.
  • Zoonosis. Provoca una inflamación en la piel, fiebre, dolor muscular, articular y de cabeza, así como vómitos e inflamación de los ganglios linfáticos.
  • Anemia. No producen la cantidad adecuada de glóbulos rojos.

¿Te preocupa el bienestar de tu mascota? Visita nuestra tienda online y pásate a los beneficios de la comida natural cocinada.

¿Cómo prevenirlo?

Es prácticamente imposible controlar las plagas de pulgas, pero hay cositas que te ayudarán a prevenirlas:

  1. Revisa su pelaje de forma habitual, sobre todo en las épocas más calurosas del año y después de estar en un ambiente más «sucio». 
  2. Cepíllalo y báñalo habitualmente. Si mantienes una buena higiene, ¡es más difícil que te piquen!
  3. Ponle sus pipetas reglamentarias. También puedes ponerle un collar anti-pulgas. Esto no deja de ser un medicamento, por lo que es importante que hagas un uso correcto. En caso de no saber utilizarlo, mejor consúltalo con tu veterinario.
  4. Mantén la casa desinfectada. Si tienes jardín, extrema la limpieza: el césped y las plantas son sitios en los que les encanta engancharse.

Pero una vez hay plagas en casa, ¿Cómo eliminar las pulgas?

Las pulgas suelen instalarse en alfombras, esquinas y rendijas. Allí ponen sus nidos y se forman las plagas.

Las adultas son más fácil de eliminar: si no se alimentan, mueren en una semana. En cambio, los huevos y las larvas pueden estar meses sin «comer» nada, por lo que es más difícil eliminarlos. 

¡No sufras! Vamos a darte las claves para eliminar las plagas de tu casa para siempre:

  1. En primer lugar, debes desinfectar a tu perro con un champú anti pulgas específico. Así si queda alguna pulga, evitarás que se reproduzca por toda la casa.
  2. Pon un recipiente con agua y jabón debajo de un foco de luz durante toda la noche. Su atracción por la luz hará que caigan al agua y se ahoguen. Si lo haces durante varios días, notarás que la cantidad de pulgas irá disminuyendo.
  3. Friega con agua diluida con limón, vinagre y lavanda. Los insectos odian estos ingredientes.
  4. No soportan el olor a menta; coloca bolsitas de poleo menta por casa, que aunque no las mate, las hará irse lejos.
  5. Lava la ropa del sofá y la cama a la máxima temperatura posible: el vapor matará a los huevos y pulgas. No olvides hacer una segunda batida por si queda alguna.

Si la plaga está muy extendida, te recomendamos que acudas a profesionales; ellos evaluarán la situación y te dirán que hacer.

¡Mucha suerte!