Salud y Nutrición

Hipo en perros: causas y cómo solucionarlo

Por Team GUAU&CAT | 23 junio 2020
hipo en perros

De la misma forma que se presenta en las personas, es bastante común el hipo en perros. Se trata de unas contracciones involuntarias del diafragma que según la veterinaria Audrey J.Wystrach, afecta la parte del músculo esquelético que separa el tórax del abdomen de un perro.

Cuando esto les pasa a nuestros peques puede que se nos escape alguna risita, es normal, pero la cuestión es ¿debemos preocuparnos?

En este artículo os vamos a dar un poco de luz sobre este tema, cuales son las causas, como quitar el hipo tan molesto a nuestro peludo y en qué momento puede ser un problema y debemos acudir al veterinario.

¿Por qué los perros tienen hipo?

Existen muchas causas que pueden provocar hipo en los perros. Según Elena Terrons, educadora canina y ATV en este artículo, de forma general el hipo en los perros es totalmente normal y no tenemos por qué preocuparnos. Aun así, si persiste de forma prolongada o se repite de forma constante, será necesario acudir al veterinario.

Es mucho más frecuente que sufran hipo los cachorros y perros más jóvenes. Según la Dra Karen Becker «Los cachorros son más propensos a tener hipo que los perros adultos debido a su alto nivel de energía y entusiasmo… Es más probable que coman o beban demasiado rápido, y son más propensos a las rápidas ráfagas de energía, que pueden afectar su respiración».

A continuación os dejamos un listado de las causas más habituales que provocan hipo a nuestros queridos compañeros:

  • Ingesta rápida o excesiva: los perros que comen de forma ansiosa o prácticamente sin masticar, son más propensos a tener hipo. Del mismo modo, la ingesta de agua y la acumulación de aire en el estómago también pueden provocar el hipo.
  • Intoxicación o alimentos inadecuados: las ingestas de alimentos prohibidos para perros pueden provocar el hipo entre otros síntomas.
  • El estrés, ansiedad o emociones (tanto positivas como negativas) pueden generar la aparición de hipo.
  • Cambios bruscos de temperatura, tanto en invierno como en verano, al entrar o salir de un lugar con aire acondicionado o calefacción el cambio de temperatura puede provocar hipo a nuestro perro.
  • Enfermedades: En caso de que el hipo de nuestro compañero de cuatro patas se prolonga unas cuantas horas, tenga un sonido sibilante, o veamos dificultades al respirar, será necesario acudir al veterinario para asegurarnos que no sea algún problema de salud más grave. Según la Dra. Karen Becker en algunos casos los veterinarios han descubierto que el hipo puede indicar problemas de asma, neumonías o un golpe de calor. Así mismo, y aunque de forma inusual, podría indicar un problema cardíaco conocido como pericarditis, tumores, enfermedades del SNC o trastornos metabólicos.

¿Te preocupa el bienestar de tu mascota? Visita nuestra tienda online y pásate a los beneficios de la comida natural cocinada.

¿Cómo quitar el hipo a nuestro perro?

En la mayoría de casos el hipo en perros terminará en unos minutos y no es necesario hacer nada. Pero si deseamos aliviar los síntomas de nuestro pequeño la Dra. Wystrach recomienda dar un suave masaje en el pecho para ayudar a relajar su diafragma. También puede ser de gran ayuda crear un ambiente calmado y relajar a nuestro perro, sobre todo si vemos que está estresado, ansioso o excitado.

En caso de observar que nuestro perro come demasiado rápido y posteriormente sufre de hipo, podemos darle menos comida y alimentarlo con más frecuencia. Además de comedores anti voracidad.

Otra recomendación de la Dra Karen Becker es hacer ejercicios ligeros con nuestro perro para ayudarle a cambiar su patrón de respiración y así detener el hipo. Un suave masaje abdominal no solo lo relajará, sino que puede cambiar la posición de su diafragma, lo que también puede ayudar a resolver el problema.

La creencia popular nos dice que asustar al perro suavemente puede ser una forma de detener el hipo, ¡pues no! Esta solución puede causar problemas aún peores, como desconfianza y problemas de comportamiento

Una vez más y tal y como nos dicen en Complete Healthy Dog Handbook, recordaros que el hipo es algo totalmente normal y no tenemos de que preocuparnos a no ser que este no desaparezca en unas horas, momento en el que debemos acudir al veterinario.