Educación canina

La llegada de un nuevo gato a casa

Por Team GUAU&CAT | 29 septiembre 2020
otro gato en casa

¡Muy buenas! Si estás leyendo esto es porque estás pensando en ampliar la familia con un nuevo gato en casa. Pero…

  • ¿Tu gato estará de acuerdo?
  • ¿Se llevarán bien entre ellos?
  • ¿Cómo deberías presentarlos?

En este artículo hablaremos de ello: vas a descubrir las claves para que la  convivencia gatuna sea un éxito. ¿Preparado?

¿Mis pequeños se llevarán bien?

Los gatos son animales territoriales; es por eso, que probablemente tu gato no vea demasiado bien que otro ocupe su espacio.

Muchos  veterinarios aconsejan que cuando vayas a adoptar al primer felino, te plantees si querrás otro para hacerlo a la vez. De esta forma se sentirían dueños de la casa por igual.

Aun que hacer eso sería lo ideal, sabemos que esta planificación es difícil y ampliar la familia puede ser un deseo que crece con el tiempo. Pero…

segundo gato en casa

¿Cómo debería ser el nuevo miembro?

La mayoría de gatitos tienen un carácter celoso y agresivo frente a animales que no conocen: son solitarios y no quieren que nadie invada su casa, su espacio.

Si quieres que disfruten de la compañía del otro, deberías intentar que tus felinos tengan una personalidad compatible; deberías tener en cuenta que…

  • Los adultos suelen rejuvenecer cuando conviven con un bebe. Al verlo pequeño y vulnerable, empezará a relacionarse antes con él.
  • Si ambos gatos son machos sin esterilizar habrá una rivalidad entre ellos. En cambio, con la esterilización desaparece un poco la territorialidad.
  • Si uno de los dos ha nacido en la calle el proceso de aceptación será más largo. Pero dale una oportunidad; se acabarán llevando bien y te merecerá la pena.

¿Te preocupa el bienestar de tu mascota? Visita nuestra tienda online y pásate a los beneficios de la comida natural cocinada.

Ahora que ya sabes que tener en cuenta para la adopción de tu pequeñín… ¿Cómo lo presento a la familia?

Antes de llevar un nuevo gato a casa, debes llevarlo al veterinario para que le haga una revisión; así si tiene alguna enfermedad podrás tratarla y evitar que contagie al otro pequeñajo.

Si su salud está bien, puedes empezar con su incorporación en casa. Piensa que juntarlos de forma brusca puede generar un conflicto, la clave es hacerlo de forma gradual: sin forzar ninguna situación. Es por eso, que vamos a darte las claves para que su adaptación en casa sea todo un éxito.

  1. Prepárale una habitación en la que se no esté en contacto con el otro gato en casa. Es importante que se sienta cómodo y seguro: que lo explore e investigue. Después déjalo descansar un poco; los gatitos necesitan dormir bastante. Es probable que al principio no coma. Es normal, los gatos cuando se estresan pierden el apetito.
  2. Preséntale a los humanos de la casa. Estos deben tener paciencia, el pequeñín estará asustado. Si hay niños en casa, enséñales a acariciarlo y cogerlo con suavidad.
  3. Deja pasar unos días para que se sienta cómodo en su espacio y con la familia antes de juntarlo con el rey de la casa.
  4. La primera toma de contacto puede ser sin verse: se olisquearan por debajo de la puerta.
  5. Intercambia sus juguetes y pertenencias para que se acostumbren al olor del otro; también puedes frotarles con la misma toalla para que no noten una diferencia de olores.
  6. Una vez que sepan que el otro está ahí, puedes ponerlos uno frente a otro con una puerta de cristal entre ambos: así empezaran a verse y conocerse sin el peligro de tocarse.
  7. Cuando empiecen a familiarizarse un poco, puedes pasar al siguiente paso: juntarlos para ver que tal reaccionan. Dejalos juntos ratitos para ver como reaccionan; es importante que las primeras veces sea bajo supervisión hasta que se acostumbren.

Una vez hayan superado todas estas etapas… ¡Estarán listos para convivir juntos! Pero…

¿Y si siguen llevándose mal?

Si el proceso se complica puedes utilizar Flores de Bach, crearan una sensación de bienestar entre los animales.

Si el problema persiste, ponte en contacto con un experto en etología felina: analizará el comportamiento de tus pequeños y te ayudará a resolver el problema.

Y cómo siempre…

Ten mucha paciencia; a ti tampoco te gustaría tener a un intruso en casa. Dales mucho cariño y mimos a los dos para que no se sientan celosos y entiendan que los quieres por igual. ¡Mucha suerte!