Salud y Nutrición

¿Qué puedo hacer si mi perro no come?

Por Team GUAU&CAT | 3 septiembre 2020
mi perro no come

¿Tu perro ha dejado de comer? Si es así, estamos seguro que estaréis muy preocupados y con razón, pero no os alarméis porque hay muchos motivos por el que puede haber perdido el apetito. Lo más importante es hacer un seguimiento, tomar medidas y si es necesario visitar a tu veterinario para descartar algún problema grave.

La falta de apetito en perros puede tener distintas causas, desde una enfermedad hasta una alimentación de baja calidad. La cuestión es descubrir el motivo para solucionarlo y que la salud de tu amigo de cuatro patas no se vea afectada.

¿Por qué mi perro no come?

Los perros pueden dejar de comer debido a cambios en su entorno, estrés, una reacción adversa a los medicamentos, problemas dentales, dolor o también existe la posibilidad de que tu perro sea quisquilloso y ponga la ‘nariz en blanco’ ante la comida que le estás ofreciendo. Sea por un motivo u otro, puede ser muy angustioso ver que nuestro querido amigo no come, y debemos determinar la causa con la mayor brevedad posible para diseñar el mejor plan de tratamiento y que no derive en problemas de salud.

  • Vejez: Con la edad, los perros suelen comer menos. No se trata de un problema grave, simplemente al realizar menos actividad física conservan más energía y no necesitan reponerla tan rápido.
  • Estrés: En muchos casos, las situaciones nuevas (una mudanza, la llegada de una nueva mascota o de un bebé,…) pueden alterar a nuestro peludos, incluso la ansiedad por aburrimiento. El estrés provocado puede ser un detonante para que tu perro deje de comer. Lo importante es detectar sus síntomas y que lo provoca para actuar lo antes posible.
  • Calor: Con la llegada del verano y el calor seguro que nuestro perro pierda un poco el apetito. Lo importante es conseguir que se mantenga y para ello tenéis algunos en nuestro post Frutas y verduras para dar de comer en verano a tu perro.
  • Aburrimiento de su comida habitual: Es muy común que los perros dejen de aceptar el pienso, esto se puede deber a que el alimento no cubre sus necesidades nutricionales, o que al acostumbrarse a un sabor al final acabe perdiendo el apetito.
  • Indigestión: La indigestión también puede ser motivo para la falta de apetito en tu amigo peludo, al igual que el estreñimiento, gases o diarrea, también pueden reducir las ganas de comer de tu perro. Siempre que no pase más de un día sin comer, no debemos preocuparnos.
  • Enfermedades respiratorias: Los mocos pueden impedir que nuestro compañero huela la comida y no le abra el apetito. También pude ser fruto de enfermedades como una gripe o una bronquitis.
  • Parásitos: Los parásitos suelen provocar malestar general, vómitos, … y probablemente nuestro perro también se negará a comer. Con una visita al veterinario solucionaremos el problema y nuestro peludo volverá a devorar la comida como de costumbre.
  • Medicamentos: Algunos tratamientos pueden tener entre sus efectos secundarios la pérdida de apetito. Al finalizar el tratamiento todo debería volver a la normalidad, pero si no es así deberás acudir al veterinario.
  • Golpes, caídas o heridas: El dolor provocado por algún traumatismo puede hacer que el perro no quiera comer, lo mejor es acudir al veterinario para asegurarnos que no es nada grave.
mi perro no come

En algunos casos, sin embargo, puede haber otra razón por la que tu perro no coma. Como es el caso de los humanos, la pérdida de apetito en los perros es un síntoma común de muchas enfermedades y afecciones graves. Hay muchas causas que pueden llevar a que tu perro o cachorro no coma.

¿Te preocupa el bienestar de tu mascota? Visita nuestra tienda online y pásate a los beneficios de la comida natural cocinada.

Otros posibles motivos que pueden provocar que tu perro no quiera comer son:

Según la técnica auxiliar veterinaria María Besteiros, debemos estar alerta porque si el problema persiste, podría ser indicativo de alguna de las siguientes enfermedades:

  • Pancreatitis
  • Tumores o cáncer
  • Problemas renales o hepáticos
  • Problemas bucales como caries o tumores
  • Piometra (sólo en perras)
  • Vacunas

Si observamos que nuestro tu perro ha estado 24 horas sin comer, debemos llevarlo al veterinario para determinar la causa.

¿Qué puedo hacer si mi perro no come?

Si crees que está cansado de su dieta habitual, cámbiala o combínala de vez en cuando con algo más apetitoso.

  • Prueba con la comida cocinada para perros. Son una alternativa saludable para ofrecer al peludo amigo, además de saludable tendrá una comida más variada.
  • El yogur natural (sin aditivos ni colorantes artificiales) suele gustarles mucho y despertarle el apetito. Sólo tienes que mezclarlo con su comida habitual. Además el yogur ayuda a que sus intestinos trabajen mejor.
  • Pon un huevo cocido en su comida, le encantará y además le aportará todos los aminoácidos esenciales.
  • Si habitualmente consume pienso seco, prueba a darle comida húmeda, o aún mejor, comida cocinada para perros
  • Intenta variar su dieta o hacerla más apetitosa. Puedes añadir unos trozos de carne de pollo o pavo, o algunas frutas y verduras a su pienso, algo que estamos seguros que tu amigo peludo que agradecerá.
ideas para perro que no come
  • Asegúrate de que su comida se encuentra en buenas condiciones. Si se trata de pienso guárdalo en un contenedor hermético y en buenas condiciones de temperatura y humedad.
  • Si tu mascota está enferma, lo mejor es hablar con tu veterinario para ofrecerle una dieta y alimentos acordes a su problema.
  • Un perro cansando tendrá más apetito, por lo que te recomendamos sacar a pasear a tu perro varias veces al día y jugar con él para que gaste toda su energía. Puedes descubrir algunos ejercicios para realizar con tu perro en el artículo Beneficios del ejercicio para perros.

Como podéis ver, son muchos los motivos por los que tu perro no come, lo más importante es averiguar la causa, provar algunos de los tips que os hemos indicado, y si el problema persiste acudir al veterinario para asegurarnos que no se trate de un problema más grave.