¿Un gato… O mejor dos?

Publicado por Team GUAU&CAT en

¿Un gato... O mejor dos?

No es un secreto que de esto se habla bastante sobre tener un gato o dos. Y a veces, la balanza se inclina tanto hacia un lado como hacia el otro. Por muchos es sabido que la especie felina es muy solitaria. Es así. En general, evidentemente siempre con excepciones, los gatos son muy controladores de su territorio, y no siempre toleran bien los cambios. Esto es algo que con un poco de práctica se puede solucionar. Acostumbrándolos desde pequeños. El perro en cambio es una especie muy social.

Si nos quedamos solamente con esta base, entenderemos rápidamente que si queremos un gato, o ya tenemos uno en casa, lo mejor será que esté solo. Así podrá controlar tranquilamente su reinado, ¡sin que nadie aparezca para quererlo a medias o quitárselo!

Lo más importante a tener en cuenta para adentrarnos en este debate, es averiguar primero el espacio que tenemos, cuando se trata de tener un primer gato. Será su territorio y tendrá a su disposición sus propios recursos (agua, comida, cama, rascador…). En un piso muy pequeño, lo ideal es no atormentarse con tener dos. Tener uno solamente no sería descabellado ni una mala idea. Pero entonces tengamos en cuenta, que no podemos querer un gato para que esté ahí como un mueble más que va cambiando de sitio cada cierto rato, al que solo tenemos que alimentar, darle agua y cambiar la arena. Si lo queremos en casa, que sea también para ofrecerle compañía igual que él a nosotros. Con momentos de juego y acompañándolo en sesiones de cariño. ¡Qué sí! ¡Que a los gatos también les gustan las caricias!

Si el espacio del que disponemos en nuestro hogar, es ideal para poder tener dos (¡ojo! ¡O más!), no es problema. Lo ideal suele ser que sean hermanos. Pues eso implica mucha facilidad a la hora de que ellos mismos se organicen el espacio, y encuentren sus lugares favoritos de descanso, etcétera. No requieren entonces de una adaptación del uno al otro, y esto os facilitará mucho las cosas. Tanto a vosotros como a ellos.

dos gatos mejor hermanos

Puesto que serían dos felinos que ya se conocen, se harían mucha compañía juntos, y siendo ya conocidos, ¡tendrán juego y cariño eterno!

¿Y qué ocurre si ya tenemos un gato en casa? Pues bien, vamos a hablar de diferentes factores. Si el espacio es pequeño y vuestro gato ya está en su salsa, no tienes que tener la necesidad de tener otro gato. Pero si te gusta la idea y te lo planteas, piensa antes en si es posible.

¿Te preocupa el bienestar de tu peludo? Visita nuestra tienda online y pásate a los beneficios de la comida natural cocinada.

Cuando tenemos un gato que por lo general, es agresivo, o no le gustan las visitas y se esconde todo el tiempo, es asustadizo, o simplemente su actitud suele ser de lo que ya conocemos como gato solitario… Probablemente no sea la mejor opción. Aunque no es algo imposible. Lo ideal para introducir en este caso a un felino nuevo, sería con un cachorro. Es mucho más sencillo que se adapten entre ellos si es así. Pues cuando son adultos los dos, es más complicado puesto que ya hay una jerarquía impuesta en el hogar (en este caso dominada por tu gato). Puede sentirse amenazado por la presencia de otro gato, con lo cual en caso de intentarlo, debería ser del sexo opuesto.

Este tipo de cambios requieren de un seguimiento. Con lo cual, como recomendación, lo ideal es que un etólogo felino o experto en comportamiento felino os pueda ayudar en la adaptación. Pero como os decimos, para hacerlo más sencillo, lo ideal es que sea mucho más joven que nuestro gato. Deberemos tener presente que se requerirán de más recursos en el ambiente.

A pesar de que se suele decir que por cada gato sería necesario tener un cuenco de agua y un arenero específico (aunque luego vayan a usar el que quieran, incluso el mismo siempre), no es necesario. Es decir, para el comienzo es posible que sí. Y al final nos acostumbraríamos nosotros mismos a que hubiese uno por gato. Pero con el tiempo podríamos deshacernos de uno de los cuencos si fuera un estorbo. El tema del arenero, si hay espacio suficiente es una buena opción, puesto que si usan los dos, es más probable, que sea menos necesaria una limpieza diaria o varias veces al día. Al final dependerá de ellos y de lo que les sea más cómodo a ellos.

Recordemos que todo debe ser a favor siempre de su bienestar.

En definitiva. ¿Es mejor tener dos gatos o no? Pues lo cierto es que dependerá de nuestro hogar (en caso de que no tengamos gato). Y si ya tenemos uno, dependerá de cómo sea su personalidad y de lo que queramos conseguir al introducir un nuevo miembro a la familia.

Categorías: Consejos