El vómito en perros: causas y recomendaciones

Publicado por Team GUAU&CAT en

vómito perro causas y recomendaciones

El vómito en perros pueden ser por diferentes motivos. Algunas de las razones no son motivo de preocupación, pero a veces, los vómitos son un signo de un problema de salud grave que requiere atención veterinaria inmediata.

Aprender a distinguir la diferencia puede ser complicado, pero es importante saber por qué los perros vomitan, cuándo deberíamos preocuparnos y qué podemos hacer para ayudar.

Diferencia entre vómito y regurgitación

El vómito ocurre cuando el contenido del estómago y la parte superior del intestino se expulsa con fuerza. El vómito del perro puede contener bilis amarilla o comida para perros que ha sido parcialmente digerida y, por lo general, huele agrio.

Los vómitos pueden ocurrir directamente después de comer o en cualquier momento a posterior. Por lo general, está precedida por signos de náuseas, como babear, lamerse los labios y tragar en exceso.

Algunos  perros pueden comer hierba antes o después de vomitar, posiblemente para inducir el vómito o proteger el esófago, porque la hierba puede cubrir objetos afilados como fragmentos de huesos cuando el perro vomita. Es una buena idea evitar que coman una gran cantidad o puede empeorar las cosas.

Debido a que los vómitos causan deshidratación, es posible que nuestro perro intente beberse un tazón de agua entero después de vomitar. Esto puede provocar más vómitos, así que trata limitar su consumo de agua a pequeñas cantidades.

La regurgitación , por otro lado, es una expulsión leve de comida no digerida del esófago del perro, lo que significa que nunca llegó al estómago. Una diferencia importante es que la regurgitación no implica arcadas abdominales.

Suele ocurrir poco después de comer, tal vez porque comió demasiado o demasiado rápido.

vómito perros

Tipos de vómitos

Podemos identificar el tipo de vómito en perros por su apariencia.

Vómito amarillo

El vómito amarillo es muy común cuando un perro tiene el estómago vacío, y el color amarillo se debe a las secreciones biliares. Esto ocurre más comúnmente en medio de la noche o temprano en la mañana.

Puede ser causada por la acumulación de ácido, reflujo o cualquier otra afección sistémica que cause náuseas con el estómago vacío.

Vómito blanco espumoso

El vómito blanco y espumoso puede ser causado por una acumulación de ácido en el estómago. La apariencia espumosa puede deberse a que el vómito entra en contacto con el aire o se derrama en el estómago antes de que se produzca el vómito.

Vómito líquido claro

Si tu perro está vomitando un líquido claro, puede ser causado por secreciones del estómago o cuando hay agua acumulada en el estómago que sube por sí sola al vomitar.

A menudo, esto sucede cuando un perro bebe mientras siente náuseas.

Vómito viscoso y mocoso

El vómito viscoso que parece moco ocurre cuando un perro babea y se acumula en el estómago en respuesta a una irritación importante. El perro alivia sus náuseas cuando vomita el moco.

Vómito con sangre

La sangre en el vómito de un perro siempre debe tomarse en serio y requiere atención veterinaria.

Vómito alimentario

El vómito alimentario podría ser simplemente comida regurgitada del esófago que nunca llegó al estómago para ser digerida. También es conocido como regurgito, También puede ser indicativo de que comió demasiado rápido y no masticó la comida, o que tragó mucho aire al tragarla.

Vómito verde

El vómito verde puede ser causado por comer hierba. También puede deberse a una contracción de la vesícula biliar antes de vomitar (generalmente con el estómago vacío), lo que produce bilis en el estómago.

Gusanos en el vómito

Los gusanos y otros organismos infecciosos pueden provocar vómitos en los perros. Si hay gusanos vivos o una gran infestación, un perro puede vomitarlos. (Más comúnmente, arrojarán huevos que se pueden encontrar en las heces, y esa es la única forma de diagnosticarlos).

Hierba en vómito

La hierba es un ingrediente común en el vómito de los perros.

Los perros a menudo comen pasto cuando tienen malestar estomacal, lo que a veces puede provocar vómitos. Sin embargo, si comen pasto con regularidad, existe la posibilidad de que estén ingiriendo más pesticidas y parásitos.

veterinario

¿Por qué mi perro está vomitando?

No hay una respuesta generalizada a por qué un perro está vomitando. Las diferentes edades, razas y comportamientos pueden hacer que los perros sean más propensos a vomitar, pero aquí os dejamos una lista de las causas más comunes.

Desórdenes gastrointestinales

Gastroenteritis

Los perros pueden sufrir gastroenteritis de forma ocasional, al igual que nosotros. Se trata de una inflamación de la membrana interna del tracto gastrointestinal (del intestino delgado o del estómago), en la que se ven afectadas principalmente la mucosa gástrica y la mucosa intestinal. La gastroenteritis puede tener distintas causas, entre ellas la aparición de un virus, un parásito o una bacteria. Generalmente cuando nuestro peludo sufre esta dolencia, a parte de los vómitos, también suelen tener diarreas.

Recomendaciones para la gastroenteritis:
  • Ayuno inicial e ir introduciendo los alimentos de forma progresiva
  • Hidratar bien a nuestros peludos, nunca les debe faltar el agua
  • Ofrecerle una dieta blanda a base de carne blanca (pollo, pavo o conejo) y vegetales como puede ser la zanahoria, la calabaza

Gastritis

Si su perro vomita con regularidad (es decir, más de una vez cada una o dos semanas), es posible que tenga una afección crónica llamada gastritis . Esta dolencia suele ir acompañada de otros síntomas, como diarrea, heces negras o alquitranadas y manchas de sangre en el vómito.

Estos síntomas a menudo son causados ​​por una inflamación del revestimiento del estómago y pueden ser provocados por una variedad de causas. En este caso deberemos pedir cita con nuestro veterinario par que le haga las pruebas pertinentes y determinar la causa

Parásitos intestinales.

Los parásitos o lombrices intestinales (Toxocara canis, Toxocara cati, Toxascaris leonina), son habituales sobre todo en perros jóvenes. Los perros infectados con estos parásitos pueden sufrir vómitos, diarrea y/o pérdida de peso. Es por esto que siempre debemos desparasitar a nuestro perro, tanto de forma externa como interna.

Comer algo tóxico y/o obstrucción intestinal

Los perros también pueden vomitar si han ingerido algo que es tóxico para su sistema . ¿Tu perro ha consumido basura accidentalmente? ¿Comió un objeto extraño como una rama o un objeto sin que nos demos cuenta? Nuestros perros no son conscientes de que algo les puede sentar mal, y aunque vayamos con mil ojos a veces comen lo que no deberían comer y estos pueden acabar taponando su estómago. En estos casos normalmente lo expulsaran, por eso vomitan, pero si vemos que no es el caso, deberemos llamar a nuestro veterinario lo antes posible para actuar lo antes posible.

Un cambio de dieta

Si estás haciendo el cambio de alimentación a Guau&Cat te interesa especialmente este apartado.

Cómo ya sabéis y siempre os decimos, realizar la transición de su comida habitual a la dieta natural es muy importante e imprescindible Los perros no tienen la capacidad de adaptación de las personas a los cambios en la dieta ya que su flora bacteriana no es tan variada como la de un humano.

Para realizar la  transición de su comida habitual a Guau&Cat debemos tener en cuenta que Hay algunos que les sienta fenomenal de buenas a primeras, a otros les cuesta un poquito más, pero generalmente con 3 días su sistema digestivo ya se habrá adaptado.

Para la transición lo que deberemos hacer es durante una semana se da una ración la mañana comida cocinada y por la noche su comida habitual (pienso, deshidratada, latitas,...). Al terminar la semana ya podemos darle sólo comida Guau&Cat mañana y noche.

Otra cosa a tener en cuenta es que mezclar pienso con comida natural en el mismo plato no es una buena idea ya que ambos alimentos tienen tiempos y procesos digestivos diferentes. Lo cual no solo puede generar molestias y trastornos gastrointestinales.

También debemos tener en cuenta que algunos perros, como los humanos, tienen estómagos sensibles y cualquier cambio en la dieta, incluido el cambio de dieta con una transición gradual, puede provocarles vómitos.

Los perros también pueden vomitar por alergias alimentarias o simplemente porque comieron demasiado rápido.

 

 


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *